Calentamiento global en el Universo joven

sábado, 9 de octubre de 2010

Evolución del Universo. EL PAÍSDurante una época de calentamiento cuando el Universo era muy joven, hace 11.000 millones de años, los cuásares -los brillantes núcleos de las galaxias activas- produjeron enormes estallidos de radiación que detuvieron el crecimiento de algunas galaxias enanas durante al menos 500 millones de años. A esta conclusión ha llegado un equipo de astrónomos que utilizó las nuevas posibilidades del telescopio Hubble de la NASA para explorar el Universo más lejano e invisible.

Con el Espectrógrafo de los Orígenes Cósmicos (COS), los astrónomos pudieron fijar los límites temporales de esta era, desde hace 11.700 a hace 11.300 millones de años, cuando la luz ultravioleta de las galaxias activas arrancaba electrones de los átomos de helio. Este proceso de ionización calentó el helio intergaláctico, lo que impidió que el gas colapsara gravitacionalmente para formar nuevas generaciones de estrellas en algunas galaxias.

El COS ha permitido medir el helio intergaláctico de forma mucho más detallada que instrumentos anteriores, señalan los científicos. Los resultados del trabajo se publicarán el 10 de octubre en Astrophysical Journal.

El Universo atravesó una fase inicial de calentamiento hace más de 13.000 millones de años, cuando la energía de las estrellas masivas primitivas ionizó el frío hidrógeno interestelar de la Gran Explosión. El Hubble encontró que pasaron otros 2.000 millones de años antes de que en el cosmos hubiera fuentes de radiación ultravioleta lo suficientemente energéticas para reionizar el helio primordial que igualmente procedía del Big Bang. Esta radiación no procedía de las estrellas sino de agujeros negros supermasivos en el centro de las galaxias, que al chocar, un fenómeno común en aquella época, dieron lugar a estos cuásares.

"Creo que se hubieran formado bastante más galaxias enanas si la reionización del helio no hubiera tenido lugar", señala Michael Shull, de la Universidad de Colorado (en Boulder). Hasta ahora, Shull y su equipo solo pueden medir la transición del helio a su estado ionizado en una dirección, pero, junto al equipo de COS, planean utilizar el Hubble para observar en otras direcciones y así saber si la reionización del helio tuvo lugar de forma uniforme en todo el Universo.

ELPAIS.com

Noticia completa >>