A la caza de los virus

viernes, 26 de febrero de 2010

A la caza de los virusLas infecciones víricas representan una enorme carga para la humanidad por las enfermedades que producen, pero nuestro conocimiento sobre los virus patógenos es bastante incompleto. Incluso virus bien conocidos como el influenza pueden sorprendernos. El reciente brote de la nueva veta pandémica A (H1N1), también llamada "gripe porcina", es un ejemplo perfecto. Se han infectado casi 50.000 personas en todo el mundo en un plazo relativamente corto, y el 11 de junio de 2009 la Organización Mundial de la Salud declaró la existencia de una pandemia de gripe mundial.

En los últimos años han aparecido otros virus nuevos que ponen en peligro la vida: VIH, Ébola, la gripe aviar, muy patógena, y el SARS, por ejemplo. Uno puede preguntarse: ¿Quién va a querer estudiar algo tan corriente como el resfriado común? Por otro lado, ¿cuántas veces ha tenido usted el Ébola, en comparación con el número de periodos de estornudos y toses que ha padecido en el último año?

En realidad, de lo que hay que hablar no es de los estornudos en sí, sino de la caza de los patógenos que nos hacen estornudar. A pesar de los progresos indiscutibles de la ciencia médica, muchas veces no tenemos ni idea de lo que causa una enfermedad en un paciente. Y, cuando se trata de infecciones respiratorias, eso puede suceder hasta con el 30% de los pacientes.

Para cambiar esta situación, los centros de investigación están buscando continuamente nuevos patógenos en materiales extraídos de pacientes con enfermedades o infecciones atípicas que no son fáciles de diagnosticar. Se han desarrollado varios métodos para perseguir e identificar nuevos patógenos. Pero las técnicas actuales tienen problemas considerables; no sabemos lo que estamos buscando, no sabemos qué aspecto tiene y ni siquiera sabemos si está ahí.

...

Por otra parte, la identificación de un patógeno nuevo no es más que el comienzo de una nueva aventura. ¿Cómo se reproduce el virus? ¿Cómo interactúa con el organismo infectado y con otros patógenos? ¿De dónde procede? ¿Qué enfermedad causa? Y, sobre todo, ¿cómo podemos detenerlo? Hemos puesto en marcha varios proyectos de biología molecular para estudiar todos estos aspectos, pero para obtener las respuestas harán falta años de estudios minuciosos.

¿Y por ahora? Todos los métodos disponibles de identificación de patógenos son o muy precisos o capaces de identificar un amplio espectro de materiales. Nunca las dos cosas. Para vencer esa limitación, estamos tratando de combinar la programación informática con formas más avanzadas de identificar patógenos. Si reducimos las restricciones sobre lo que calificamos de interesante, podremos aumentrar la variedad de patógenos que somos capaces de identificar. Si reducimos los puntos en los que el proceso puede fallar, mejoraremos la precisión de la identificación. Y, paso a paso, aprenderemos cómo controlar con cuidado y eficacia los virus en el futuro.

Krzysztof Pyrc es investigador en la Universidad Jagiellonian en Cracovia (www.atomiumculture.eu). Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.
Artículo completo en ELPAIS.com

0 comentarios en “A la caza de los virus”

Deja una Réplica